¿Cómo lo hacemos?

Mediante metodologías innovadoras de educación y acción para la sostenibilidad.
Nos inspira el MANIFIESTO DEL SENTIDO COMÚN, que KLN suscribe y que invita a conocer aquí.
Para detener la crisis global que hoy se cierne sobre la sociedad, y que podrá desarrollarse plenamente entre 2020 y 2050, invitamos a trabajar de manera creativa, innovando procesos productivos y estilos de vida, reduciendo nuestra dependencia de la electricidad y de los sistemas individuales de transportes. Cambiando la vida para salvar la vida, que es quien está amenazada.
Invitamos a la Generación del cambio climático —a quienes hoy tienen treinta años o menos— a innovar, para ir imaginando y construyendo la sociedad sostenible, sin carbono, con más vida, más arte, más ciencia y más cultura. Los invitamos a pensar, a organizarse y a reclamar colectivamente por el derecho que les asiste de una vida digna y segura; por el derecho de construir y legar para sus hijos, sus nietos y los nietos de sus nietos, un territorio viable. Debido al aumento de la temperatura promedio de la Tierra y de los efectos colaterales del fenómeno climático se afectará la esfera de la vida: la biosfera, y también la esfera del conocimiento: la noosfera. La crisis global es una amenaza contra la civilización y la cultura humanas. La civilización en su conjunto se preguntará, quizás por primera vez en toda su historia, sobre aquellas convicciones y creencias que guiaron su camino hacia el progreso. Nos preguntaremos si ese era el camino que podría conducirnos al disfrute de una felicidad colectiva. Al acabar el primer período de cumplimiento del Protocolo de Kyoto, en diciembre del 2012, la humanidad constató que la solución de la crisis climática es cada vez más incierta, debido a que los convenios internacionales que funcionan en el marco del Sistema de las Naciones Unidas, fracasaron como instrumentos orientados a frenar el avance del problema. Y también como herramientas de acción y movilización colectivas.
Como consecuencia de la inacción de los líderes del mundo —aquellos que firmaron el Protocolo de Kyoto en 1997 y los que luego lo ratificaron o se salieron de él como Estados Unidos— hemos condenado a las nuevas generaciones a tener que convivir con un problema que pudo haberse resuelto, o por lo menos mitigado, si desde la década de los años ochentas, cuando se conocieron las primeras certezas científicas sobre su gravedad, se hubieran tomado las acciones requeridas. Ya es muy tarde, y en virtud del ‘no regrets’ sabemos que no será posible remover de la atmósfera las toneladas de dióxido de carbono que hoy interactúan con los rayos del sol para calentar progresivamente nuestro Planeta. Solo nos resulta posible la adaptación. Y el diseño gradual de un nuevo mundo. He aquí el desafío mayor de la Generación del cambio climático. Y he aquí la apuesta de KLN y sus aliados. Creemos firmemente que los únicos seres humanos de nuestro tiempo que tienen la capacidad de reaccionar son aquellos que hoy están siendo formados como una nueva sociedad. Ellos tendrán el control del mundo a partir del 2050, o un poco antes.
La gravedad de esta crisis global nos obliga, como civilización y como cultura, al emprendimiento de una estrategia colectiva y urgente centrada en la vida: una sociedad con menos emisiones de carbono es posible. La transición energética hacia energías renovables es posible. Una sociedad que conciba al desarrollo como un proceso centrado en las personas y no en los objetos (Max Neef, Elizalde, 1998) es posible. Por eso impulsamos la idea de un bienestar bajo en carbono. Y acogemos pensamientos como “economía del bien común” (Felber, 2012). Desarrollo a escala humana (Max Neef Elizalde, 1998) y Decrecimiento (Latouche, 2002),entre muchos otros.

PRINCIPIOS Y VALORES

En KLN reconocemos que nuestros colaboradores son nuestra razón de ser y de actuar. Por eso la libertad, la  flexibilidad y la adaptación son pilares de nuestra filosofía de trabajo colaborativo, estos conceptos han guiado nuestra acción desde hace 10 años y han consolidado una relación armónica y constructiva con nuestros colaboradores, donantes y contrapartes.

En KLN valoramos las relaciones interpersonales de sus integrantes, basadas en el respeto, confianza, ayuda, empatía y en el deseo mutuo de superación.

PRINCIPIOS

Sostenibilidad social, cultural y ambiental: Creemos que el bienestar bajo en carbono de los pueblos debe ser el resultado de lograr un equilibrio con el respeto y la protección del medio cultural, social y natural.

Independencia: Buscamos la autonomía institucional con respecto a cualquier instancia gubernamental, intergubernamental o multilateral. Transparencia: Nuestra actuación se basa en la honestidad, la responsabilidad y el libre acceso a la información como pilares de una rendición de cuentas sociales, ambientales, culturales y económicas.

Profesionalidad: Promovemos el entusiasmo y la creatividad de los más jóvenes, pero acompañados de preparación y formación como soportes de resultados eficientes, competitivos y solidarios.

Cambio y transformación: perseguimos con nuestras acciones un verdadero y profundo cambio social, económico, ambiental y cultural.

Reflexión crítica: La promoción del espíritu crítico, que determina la acción solidaria y enmarca el desarrollo como un proceso de aprendizaje, es factor necesario para el impulso de la transformación social. No nos conformamos, queremos mejorar cada día.

Participación: Promovemos la participación ciudadana como medio para la transformación de la sociedad hacia una economía sin carbono.

Trabajo en red y colaboración: Creemos que la colaboración y el trabajo en red es el modo más eficaz de trabajar y conseguir nuestra misión.

VALORES

Coherencia: Perseguimos la correspondencia entre nuestra misión y valores y las acciones que llevamos a cabo. Aspiramos a hacer lo que decimos y a creer en lo que hacemos.

Justicia social: Construimos un enfoque de desarrollo orientado a la equidad y ejercicio pleno y universal de los derechos humanos para una igualdad de oportunidades de todas las personas y pueblos.

Solidaridad: Entendemos que la responsabilidad conjunta en el desarrollo integral del ser humano es el valor esencial para el logro del bien común y la defensa de la dignidad humana.

Respeto: Consideramos el respeto como un valor imprescindible para la cohesión social, que promueve la paz y la convivencia entre las personas. Y reconocemos y defendemos la diversidad cultural y la diversidad ecológica.

Dignidad humana: como un valor inherente a todas y cada una de las personas, que les confiere el derecho inalienable de vivir en libertad y en unas condiciones adecuadas para desarrollarse, como individuos y miembros de su comunidad, en todas las dimensiones del ser humano.

Equidad de género: Creemos en la igualdad de derechos entre mujeres y hombres ante la ley y por la justicia (equidad de oportunidades) en el acceso y control de los recursos, así como en la toma de decisiones en el ámbito de lo público y lo privado.

RÉGIMEN LEGAL Y COPARTES

KLN es una ONGD de carácter internacional (ONGDI), por lo tanto responde ante su organismo de regulación:

En Colombia ante la Alcaldía Mayor de Bogotá.

En México ante la Secretaria de Hacienda y Crédito Público

En Argentina (no existe un organismo regulador).

La Asamblea General es el órgano supremo de KLN. Contamos con una Junta de Consejeros que no reciben remuneración por su labor, lo que garantiza su independencia.

Al ser una persona jurídica sin fines de lucro, nos sometemos también al control directo de los organismos reguladores, sobre el empleo de nuestros fondos, para ello presentamos la memoria anual de cada ejercicio.

En Colombia ante la Dirección de Impuestos Nacionales DIAN

En México ante el Servicio de Administración Tributaria – SAT

En Argentina ante Administración Federal de Ingresos Públicos – AFIP

INSTITUCIONES QUE NOS AVALAN

Agencia Francesa del Desarrollo, AFD

Universidad Nacional de Colombia,

Universidad del Rosario,

Universidad Agraria,

Universidad Tadeo Lozano

Red Pacto Global,

World Business Council for Development Sustainability

Asociación de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones, Andesco,

Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible de Colombia CECODES,

Climate Action Network Latinoamérica,

Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, SDSN,

350.org.

Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *